NUESTROS SERVICIOS

CUATRO TIPOS DE ATAQUES PRINCIPALES

RANSOMWARE

Es el tipo de malware que bloquea el acceso al equipo o cifra sus archivos dejándolos inaccesibles, y obliga a la víctima a pagar un rescate para recuperarlos. En 2016, el IC3 recibió 2.673 reclamos que causaron pérdidas por más de 2,4 millones.

CORREOS FALSOS

El reporte menciona a los correos falsos diseñados especialmente para apuntar a grupos de email corporativo. Los criminales engañan al departamento de finanzas de una compañía para que envíen dinero a la cuenta bancaria que ellos deseen. En 2016, el IC3 recibió 12.005 reclamos con pérdidas de más de 360 millones de dólares”, explica el informe.

ESTAFAS DE SOPORTE TÉCNICO

Estos son los casos en los que el criminal se hace pasar por un representante de una compañía de software, de seguridad informática o de Internet, y ofrece soporte técnico a la víctima para ayudarle a resolver un problema que en realidad no tiene. En 2016, el IC3 recibió 10.850 reclamos que generaron pérdidas de más de 7,8 millones de dólares.

EXTORSIÓN

El reporte la define como un incidente en el que un cibercriminal demanda algo de valor a una víctima, amenazándola física o financieramente con la divulgación de esa información sensible. En 2016, ingresaron 17,146 casos relacionados a extorsión y causaron pérdidas por más de 15 millones de dólares.

PÉRDIDAS POR 1,33 MILLONES DE DÓLARES EN 2016


El Internet Clime Complaint Center (IC3), una división que recibe denuncias sobre estafas y crímenes en Internet, publicó hace poco su reporte 2016 reuniendo estadísticas de los casos ingresados en el 2015 en los Estados Unidos.


Según el informe, las víctimas de ciberataques, perdieron 1,33 millones de dólares y se registraron 800 reclamos por día. Los ataques mas comunes fueron los correos falsos enviados a cuentas corporativas, las estafas de soporte técnico, el ransomweare y la extorsión. Lamentablemente, estas cifras son apenas un diagnóstico parcial, ya que millones de personas en todo el mundo son víctimas de ciberataques cada día y solo una pequeña porción de ellos son reportados a las autoridades. Por ejemplo según el IC3, en Estados Unidos, solo un 15% de los casos llegan a los registros, y lo mismo se repite en todos los países, por lo que esto es apenas una parte de la realidad.


Con el aumento de los riesgos de seguridad cibernética en todo el mundo, es imperativo que las empresas tomen medidas proactivas para salvaguardar sus datos y los de sus clientes. Una forma de hacerlo es mediante la compra de un seguro cibernético.


El seguro cibernético cubre las pérdidas relacionadas con la violencia de datos. La cobertura cibernética protege tanto a entidades propias (empresas) como a víctimas externas (consumidores), mientras que la tecnología E&O protege a los proveedores de productos tecnológicos, como diseñadores web y software. Fabricantes.